.
.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí
.
.

Remedios naturales para niños

En: Medicina Natural En:

En más de una ocasión, me preguntais si muchas de las soluciones que doy se pueden aplicar a niños, dependiendo de la edad, hay muchas de las plantas que no pueden consumir, por eso he decidido recopilar una serie de trucos con cosas que tenemos a mano para los problemas más habituales.

.

Dolor de Garganta con miel y zumo de limón

.
El limón acaba con la congestión y la miel actua como un calmante. De hecho, en un estudio reciente se encontró, que una cucharada de miel aliviaba la tos de los niños mejor que la cualquier jarabe para la tos.

.

Ha de ser miel cruda, no pasteurizada, se debe mezclar la misma proporción de zumo de limón que de miel, calentandolo al baño María para que se puedan disolver:

.

Mezclar una o dos cucharadas de cada uno, removiendo al baño maria mantener en un bote de cristal con tapa y dar una cucharadita al niño cuando tosa.

.

Precaución: La miel no es segura para los bebés menores de 1 año.
.

.

Cólicos con Manzanilla

.
Si le duele la tripa ya sea bebe o mayor, podemos darle una infusión de manzanilla que relajará los músculos intestinales y calmará los cólicos.

.

Mantendremos la infusión durante 5 minutos antes de consumirla.

.

En bebes no es aconsejable darles más de 120 ml al día para evitar que pierdan el hambre.

.
 .

Bicarbonato de sodio para picaduras de insectos

.

Esta es la magia que suelo hacer todos los veranos mientras la gente mira asombrada. El bicarbonato de sodio es alcalino y nos ayuda a contrarrestar la hinchazón de la picadura que es ácida.

.

Como se hace la magia: Mezclar una cucharadita de bicarbonato sódico con agua muy fria, suficiente como para hacer una pasta gruesa.

.

Se aplica en la picadura, frotándola un poco y se deja secar.

.

Pimienta de Cayena para las hemorragias nasales

.

Si le sangra nariz y no le puedes cortar la hemorragia aquí hay un truco muy antiguo que te puede ayudar.

.
Lo primero mantener la cabeza del niño erguida y pellizque sus fosas nasales durante varios minutos. A continuación, espolvorear una pizca de pimienta de cayena molida en un algodón humedecido e introducirlo en la fosa nasal de la hemorragia. Parece que podría picar pero, sorprendentemente, no lo hace.

.

.

Cinta americana para las verrugas

.

La cinta de tela gris parece molestar a las verrugas e inhibir su crecimiento. Coloca una pequeña pieza en la piel sobre la verruga de su hijo, pero no tan fuerte como para que duela. Cambia la cinta cada vez que comience a ponerse estropeada. En alrededor de un mes, la verruga debería haber desaparecido.

.

.

Un pompero para la ansiedad

.
Respirar lenta y profundamente ayuda a los niños a relajarse cuando estan estresados, y para hacer burbujas tenemos que soplar de manera tranquila y durante bastante tiempo.

.

.

Un calcetín para el dolor de tripa o del cuello

.
Llenar un calcetín con arroz sin cocer y atarlo con una cuerda para cerrarlo, meterlo en el microondas 2 minutos para calentarlo y colocalo donde el niño tenga el dolor.

.

Cuando se enfríe, se puede volver a calentar.

.

.

Suero para la congestión

.
Para niños de más de 6 meses, llenar una jeringa con solución salina sin conservantes, levantar la cabeza, y suavemente exprimir la solución en una de las fosas nasales.

.

De hecho, un estudio reciente encontró que el lavado nasal con una solución de agua de mar, ayudó a los niños a recuperarse del resfriado más rápido y les generaba resistencia de cara a volverse a enfermar de nuevo

.

.

Té de jengibre para el coche

.

El jengibre detiene las contracciones del estómago que le dicen al cerebro del niño que siente náuseas".

.

Para niños de 2 años o más, agregar una cucharadita de jengibre fresco desmenuzado a 120 ml de agua hirviendo y dejar reposar durante cinco minutos.

.

Se puede agregar un poco de miel para que tenga mejor sabor. Después de que se haya enfriado, el niño tiene que bebeberlo media hora antes de entrar en el coche.

.

.

Pepino para hinchazón leve

.

Las rodajas de pepino ayudan a calmar la piel caliente e hinchada. Puedes colocar una rebanada de pepino en cualquier lugar en la que el niño tenga una inflamación pequeña y luego simplemente reemplazarla con otra rebanada de la nevera después de que se caliente.

.

.

Coca cola para las medusas

.

Si le ha picado una medusa, lava la zona con agua de mar, pasa suavemente una tarjeta de credito para limpiar la zona de posibles vesiculas venenosas y aplica coca cola.

.

.

Una tarjeta de crédito para una picadura de abeja

.
Si una abeja o avispa pica a tu hijo, retira el aguijón para evitar que el veneno adicional entre en la herida. Con el fin de evitar apretar el aguijón, que puede esparcir el veneno, usa el borde plano de una tarjeta de crédito para raspar suavemente a través de la zona hasta que el aguijón sale.
.

.

Un chicle para la indigestión

.
Para niños mayores de 4 años si se quejan de molestias en el estómago después de comer mucho, dale un chicle, la saliva extra que producirá neutralizará el excesivo ácido estomacal problemático.

.

.

Sal para el dolor de oidos

.

El calor de la sal aplicado en el área de la oreja y la mandíbula ayuda a calmar la incomodidad y ayuda a curar los dolores de oído.
.
Necesitarás:
.
    1 calcetín de algodón limpio. Los calcetines más largos son mejores porque necesitarás atar la sección del tobillo en un nudo para mantener la sal.
    1-1½ tazas de sal marina gruesa
 .   

Unas gotas de aceite esencial de lavanda o árbol de té

.
Instrucciones:
.
Mete la sal dentro del calcetín, atalo y calientalo en una sarten limpia a fuego medio/bajo moviendolo para que se calienta de forma uniforme y evitar que se queme.

.

Cuando este lo suficientemente caliente, pero no demasiado, que se pueda aguantar, aplicar las gotas de aceite esencial.

.

Coloca el calcetín calentado en la oreja y déjelo allí un buen rato.

.

Se puede repetir el proceso las veces que se quiera.

.

.

comentarios

Deje su comentario